La princesa prometida

Título original: The Princess Bride.

País: .

Año: 1987.

Duración: 98 minutos.

Dirección: Rob Reiner.

Reparto: Robin Wright, Cary Elwes, Mandy Patinkin, Chris Sarandon, André the Giant, Christopher Guest, Fred Savage, Peter Falk, Billy Crystal, Wallace Shawn, Peter Cook, Mel Smith.

CRÍTICA: Un bonito cuento. Así describiría yo a esta película que en algún momento de nuestras vidas nos ha entretenido y mucho. La princesa prometida es fantasía y es ensueño, representando en la gran pantalla esas historias de caballeros, villanos, princesas y demás personajes de la literatura fantástica. Quizás no sea una película de esas que pasan a la historia por sus premios ni tampoco una superproducción de ciencia-ficción, pero a mi me llegó al corazón en su día y por eso me gustaría hablar de ella. A saber las veces que habrán dado La princesa prometida por televisión, pero sin ápice de duda es de esas reposiciones que te enganchan, y no importa si ya la has visto antes porque la volverás a ver una y otra vez, año tras año. Además de las aventuras que se viven en la trepidante historia de esta princesa y su caballero, también lo bonito está en la narración del cuento. Como un cuento divertido puede entretener muchísimo a un niño sea cuales sean sus gustos. Rob Reiner fue quien se sentó en la silla de director para llevar a cabo este film. ¿Qué decir de Rob Reiner?. Es uno de los directores con cuyas películas me he sentido más identificado. Todas las que he visto de él hasta la fecha me han gustado mucho. Desde Cuenta conmigo hasta Ahora o nunca, pasando por Misery y por Algunos hombres buenos. Un director de una talla mayor aunque no se hable de él tanto como de otros.

Hace apenas unas semanas tuvo lugar un rencuentro de actores de La princesa prometida, dado que se cumplía el 25º aniversario de su estreno. Sin duda recordarían buenos momentos, y eso es porque la cinta estaba lleno de ellos. Luchas de esgrima, peleas con gigantes, príncipes malvados e incluso magos que hacen milagros. Muchos de los que lean esto y hayan visto La princesa prometida en algún momento de su vida se acordarán de míticas frases como las siguientes: “Hola, me llamo Íñigo Montoya. Tu mataste a mi padre. ¡Prepárate a morir!” dicha por el caballero español, o esta otra: “Inconcebible” que decía cada dos por tres el sabiondo Vizzini. Sin olvidarnos de la más significativa: “Como desees”, que acaba marcando la película. En resumen, estas son sólo alguna de las joyas que nos deja un estupendo y original guión. En 1987 salió victoriosa del Festival de Toronto con el Premio del público a mejor película. También obtuvo una nominación al Oscar en la categoría de mejor canción original, que por cierto es una maravilla.

La protagonista es la princesa Buttercup y la interpreta Robin Wright, y nos deja una buena interpretación aunque sin la sal y pimienta que tienen los demás personajes. Los dos caballeros, tanto el enmascarado Wesley como el español Íñigo Montoya tienen mucho más partido que sacar. Ambos están interpretados por Cary Elwes y Mandy Patinkin respectivamente. Eso si, al contrario que Robin Wright ellos no han tenido una carrera muy sonada después de esta película. Me ha gustado mucho también el rol que desempeña Chris Sarandon como el malvado príncipe Humperdinck, para mí uno de mejores personajes de la historia. Fred Savage y Peter Falk son el nieto y el abuelo que narran de un modo entrañable la historia. Por último están las colaboraciones de Billy Crystal interpretando al mago milagroso Max, y de Wallace Shawn como Vizzini.

Probablemente esté muy vista esta película, pero tiene algo que la hace perdurar y que la gente la tenga un afecto especial. Es una pena que ya no se encuentren guiones originales tan puros como el de La princesa prometida, porque sin duda es una película que no deja a nadie indiferente y que se puede disfrutar a cualquier edad.

A %d blogueros les gusta esto: