Blancanieves y la leyenda del cazador

Título original: Snow White and the Huntsman.

País: .

Año: 2012.

Duración: 127 minutos.

Dirección: Rupert Sanders.

Reparto: Kristen Stewart, Charlize Theron, Chris Hemsworth, Sam Claflin, Bob Hoskins, Ian McShane, Ray Winstone, Nick Frost, Eddie Marsan, Toby Jones, Brian Gleeson, Johnny Harris, Sam Spruell, Vincent Regan, Lily Cole, Noah Huntley, Liberty Ross.

CRÍTICA: Me ha gustado. Me parece una película épica muy digna de mención y por eso voy a hablar de ella aquí. Lo primero que tengo que decir, es que en este año 2012 no sé que demonios ha pasado que ha habido una repentina aparición de películas sobre Blancanieves. Eso es algo que ya de por sí cansa aunque no hayas visto ninguna. En cualquier caso, primero se estrenó una llamada Blancanieves (Mirror, Mirror) protagonizada por Lily Collins y Julia Roberts que en principio pareció ser la más fiel al cuento de los hermanos Grimm que adaptó Disney. Después apareció una bélica versión (de la que me dispongo a hablar en el día de hoy) con Kristen Stewart y Charlize Theron. Y por último, la cinta española de Pablo Berger que representa a una Blancanieves torera en un argumento mudo y en blanco y negro. Guiándome por mis instintos cinéfilos que me empujan a ver lo que más me gusta en primer lugar, he empezado por ver Blancanieves y la leyenda del cazador, de Rupert Sanders. Las diferencias con las otras dos producciones sobre la princesa son evidentes, y eso en cierto modo me ha gustado mucho. En ella nos encontramos a una Blancanieves atormentada por la reina, y que se ve obligada a huir y revelarse para recuperar la corona que le fue arrebatada a su padre. Es la ópera prima de Rupert Sanders, y por lo que a mi opinión se refiere no ha empezado con mal pie. Me da la impresión de que Blancanieves y la leyenda del cazador puede tener una secuela que continúe la historia, aunque eso ya se desviaría demasiado del argumento del cuento que todos conocemos.

Pese a esas diferencias, en esta fábula encontramos una diversidad muy buena. Desde trolls hasta duendes nos encontramos a lo largo del film. Un reino de oscuridad gobernado por la malvada reina Ravenna se convierte en el epicentro de la aventura. Por supuesto está el personaje del cazador y del príncipe, y de los míticos e insustituibles siete enanos que tienen un papel fijo en cualquier película que hable de Blancanieves. Tampoco falta la acción, las luchas de espadas y las lluvias de flechas. No me importa reconocer que me lo he pasado bien viéndola, que entretiene de una forma sutil y eficaz. En cualquier caso, si nos ponemos a hurgar dentro de Blancanieves y la leyenda del cazador, seguro que encontramos huecos de que los más críticos pueden sacar partido. La estética de la película me ha sabido un poco agridulce, como si esos paisajes y criaturas ya los hubiera visto. Tiene algo de Las crónicas de Narnia, de Juego de Tronos, incluso alguna indumentaria que recuerda a El Señor de los anillos.

Lo de Kristen Stewart aún no lo consigo entender. No sé que puede tener esa chica de buena actriz, si en todas las películas en las que sale conserva el mismo gesto. La he visto en varios de sus trabajos y la mueca siempre es la misma aunque cambie el personaje. Vale que esta Blancanieves no es muy alegre que digamos, pero es que es difícil ver a Kristen Stewart con otra expresión que no denote esa especie de “asco”. Puede que en un futuro cambie, y mejore su faceta en ese sentido. Quizás la actriz principal sea lo que menos me haya gustado de la película. Me han gustado mucho Charlize Theron como la reina Ravenna y Chris Hemsworth como el cazador. Ambos juegan muy bien con sus protagonistas y cambian en parte su registro habitual. Me sabe a poco el personaje del hijo del conde llevado a cabo por Sam Claflin: Soso, poco profundo y con muy poco guión para la importancia que debería tener. El reparto de actores secundarios es fantástico, sobretodo si echamos una mirada a esos enanos. Esa gente pequeña tiene nombres importantes, como son Ian McShane, Bob Hoskins, Ray Winstone, Toby Jones, o incluso Nick Frost. En definitiva, un elenco que a veces llega a superar a la actriz protagonista.

Tendré que ver las otras películas de Blancanieves para decidirme por una definitivamente, y ya las iré comentando por aquí en próximas entradas. Entre tanto, recomiendo esta versión por lo diferente y épico de su argumento, que te mantiene atento a los acontecimiento durante algo más de dos horas.

Anuncios

Publicado el octubre 18, 2012 en Críticas de cine y etiquetado en , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s